Miércoles, Mayo 22, 2024
spot_img
HomeActualidadAlternativas a la meniscectomía

Alternativas a la meniscectomía

La sutura meniscal es la técnica más recomendable para la operación de menisco, aunque sólo es posible en un tipo de roturas concretas y puede conllevar gastos adicionales al coste de la intervención. Consiste en suturar la parte dañada del menisco. Es la elección más habitual en personas jóvenes y deportistas, ya que tiene muy buenos resultados a largo plazo.

Para determinar la viabilidad de este tratamiento, el especialista en traumatología tendrá en cuenta el tamaño del desgarro y su ubicación, además de la edad del paciente, su estado de salud y el tipo o nivel de actividad que realiza diariamente. Asímismo, comprobará que el menisco puede ser reparado con éxito, es decir, que la lesión es reparable sin necesidad de extraer la porción afectada.

Por otro lado, deberías saber que en algunos casos los desgarros de pequeñas dimensiones ubicados en el borde externo del menisco pueden sanar solos. Sin embargo, cuando son más grandes y se encuentran hacia la zona centro, corren el riesgo de no sanar correctamente, dado que la irrigación de sangre en este área suele ser deficiente, por lo que es en estos casos cuando los especialistas consideran buena opción la sutura meniscal.

A pesar de todo, se suele optar por una mezcla de meniscectomía y sutura meniscal, aunque depende del tipo de rotura de menisco.

La meniscectomía es un proceso quirúrgico que se realiza generalmente por artroscopia, una técnica mínimamente invasiva que reduce las posibilidades de complicaciones y aseguran una recuperación más rápida y llevadera.

La meniscectomía se realiza bajo anestesia regional y tiene una duración de apenas 30 – 60 minutos

Para que puedas comprender con mayor exactitud lo que ocurre durante una cirugía de meniscectomía, a continuación te explicamos los pasos que se siguen en el quirófano durante su realización:

Ya en el quirófano, el primer paso será seguir las indicaciones del cirujano para colocarte sobre la camilla en la posición quirúrgica que éste te indique. A continuación:

  • El especialista junto con el anestesista, procederá a administrarte la anestesia regional. De cintura hacia abajo no sentirás nada durante la cirugía.
  • Si fuera necesario, se rasurará la zona donde se llevaran a cabo las incisiones, limpiándola y desinfectándola.
  • Seguidamente, el cirujano realizará de 2 a 3 incisiones, según su criterio, de entre 2 y 4 cm cada una.
  • A través de una de estas incisiones, el cirujano introducirá una solución salina para mejorar la visibilidad del interior de la rodilla, eliminando cualquier líquido que pueda enturbiar la imagen percibida a través del artroscopio.
  • A continuación se procederá a introducir por una de las incisiones el artroscopio, se trata un tubo estrecho con una cámara diminuta y una luz en un extremo, conectada a través de fibra óptica a un monitor por el otro, que permite al cirujano ver el interior de la rodilla sin necesidad de abrir la articulación.
  • Las demás incisiones serán utilizadas para introducir las herramientas quirúrgicas en el interior de la articulación para llevar a cabo la meniscectomía.
  • Normalmente, la técnica utilizada será una mezcla entre meniscectomía parcial y sutura meniscal, ya que pocas veces se produce la rotura tan sólo en una parte del menisco. La sutura sólo se realiza en la parte vascularizada del menisco, mientras que la meniscectomía se realiza en la zona no vascularizada, ya que no puede regenerarse sola.
  • Cuando el médico dé por finalizada la cirugía, extraerá la solución salina, el artroscopio y el resto de herramientas quirúrgicas, suturando las incisiones y procediendo a la colocación del apósito. Tras ello, se le llevará a la sala de reanimación donde se recuperará de la anestesia.

La duración de la operación de menisco por artroscopia varía dependiendo de la gravedad de la rotura, por lo que normalmente se realiza en aproximadamente 30 o 60 minutos.

Tras la cirugía serás llevado a la sala de reanimación, donde te recuperarás de los efectos de la anestesia y estarás bajos los cuidados del personal sanitario para comprobar que todo ha ido bien hasta que se restablezcan tus constantes vitales. En cuanto te den el visto bueno de que todo transcurre correctamente, serás llevado a tu habitación donde deberás permanecer al menos 1 día hasta que te den el alta hospitalaria.

La recuperación total tras una meniscectomía suele alcanzarse al cabo de 2 a 4 semanas.

- Advertisment -spot_img